News

Zetapack ti informa
Lunes 08 de Julio 2019

De FRESH PLAZA, FRUTA DELICAdA: LA elaboración mecánica es UNA REALidad

El balance de la empresa Zetapack unos pocos meses antes del lanzamiento de la calibradora.

Ha sido un año muy positivo para Zetapack, la nueva realidad especialzzada en la realización de máquinas de calibración para fruta delicada. "En unos meses, hemos vendido siete líneas de producción - explica el jefe de ventas Nicola Antonacci - Un resultado más allá de nuestras expectativas. Sabíamos que teníamos un buen producto, y pensábamos que pudiera estar indicado a solo unos operadores, pero en realidad son muchas las empresas que quieren ofrecer al consumidor fruta con un grado de maduración mayor".

Los primeros clientes de Zetapack fueron: Trybeca, Coop. Albifrutta, Azienda Agricola Giurset, Azienda Fogliati, Leonesi, Agrintesa y Frutas Pisón (cfr. FreshPlaza del 17/10/2018). La próxima semana, será entregada una calibradora a la empresa Trifoglio..


"Gracias a nuestra innovación – sigue el jefe de ventas - nos acercamos cada vez más a ese punto de equilibrio en el que se cumplen las exigencias de la logística (shelf life) y las del consumidor para la fruta madura".



Por ejemplo, con las peras Abate cada fruto es transportado sobre una especie de almohadilla que evitará cualquier contragolpe o daño. Mediante la calibradora Zetapack es posible trabajar inmediatamente las peras apenas salidas de las celdas, en frío.


La máquina calibradora es de tipo circular. Si una fruta no es recogida por el operador, continúa circulando hasta que es elegida. La carga es manual, como ya ocurre en otras clasificadoras. De esta manera, las frutas delicadas como el kaki, las peras (después de algunos meses en las cámaras frigoríficas), los melocotones maduros, los albaricoques de gran tamaño o las peras Nashi, no se deterioran.

La descarga se realiza manualmente y el operador sólo tiene que recoger el fruto de la taza y ponerlo en la bandeja correspondiente. Una iluminación LED de seguimiento señala al operador cuando el fruto que circula es el del calibre pedido de la estación. A través del software, y del grado de integridad que el cliente desea para la calibradora, pueden dividirse los frutos en peso, calibre y color.
"Nuestra propuesta es la de acercar lo más posible el consumidor a la fruta de calidad, agradable desde el punto de vista organoléptico. Para hacer esto, es necesario recogerla en el estadio de maduración más avanzado posible, al límite con el ser laborable y con la conservación".


"Gracias a nuestra calibradora la fruta puede ser recogida más madura con respecto al pasado, por qué las fases de carga y descarga se realizan manualmente, mientras que el sistema informático realiza la selección sobre la base de parámetros establecidos", concluye Antonacci.

ENLACE para el artículo notificado por FRESH PLAZA.

Utilizando nuestra página web, aceptará nuestro uso de cookie, para garantizar una mejor experiencia de navegación. Leer más...